EL POLEN


De todos los productos de la colmena el más conocido en México es la miel; sin embargo éste no es el único producto alimenticio que nos pueden proporcionar las abejas ya que también se pueden aprovechar el Polen y la Jalea Real.

De forma natural las abejas sólo tienen dos fuentes de alimento: El néctar y el Polen. A partir del néctar fabrican la miel y el polen sirve directamente como alimento o para fabricar la Jalea Real.

El polen es el polvo amarillo que producen las flores en sus estambres para efectuar la reproducción. Este polvo fino es colectado por las abejas en unas estructuras especiales que tienen en sus patas traseras y allí es transportado hasta su panal, donde es almacenado como reserva de alimento o es cosechado por el apicultor para consumo humano.

La importancia del polen como complemento alimenticio para el hombre radica en su contenido de proteínas, vitaminas y minerales, los cuales son esenciales para el crecimiento de los niños, para la recuperación de personas enfermas o con fatiga crónica y para mantener la salud de los adultos mayores.

El análisis de la composición química del polen nos muestra que contiene 35 % de azúcares, 20 % de proteínas, 10 % de lípidos o grasas y cerca del 30 % de vitaminas, minerales, oligoelementos, sustancias antibióticas, celulosa, ácido fólico, y otras sustancias metabólicas.



Entre las vitaminas que contiene se encuentran todas las del complejo B, más las vitaminas C, D, K y E, entre los minerales encontramos el Calcio, el Magnesio, el Hierro el Zinc y el Cobre.

Como pueden ver el polen es todo un coctel nutritivo y por esta razón puede tener una gran variedad de efectos sobre nuestro cuerpo.

Por su contenido de vitaminas, minerales y sustancias antibióticas, el polen contribuye a reforzar nuestro sistema de defensas.

Las grasas y los azucares que posee son estimulantes digestivos y nos ayudan a evitar la indigestión y el estreñimiento y es muy efectivo para complementar las dietas naturales de control de peso.



Las vitaminas B, D y E favorecen la salud de la piel, el cabello y las uñas y el sistema musculo esquelético.

Las proteínas refuerzan la calidad de la sangre y contribuyen a revitalizar el cuerpo en caso de agotamiento físico e hipertensión.

Además por ser un producto rico en sustancias antioxidantes y Selenio puede tener efectos muy favorables en la prevención de enfermedades cancerosas y cardiovasculares.

Por todas estas virtudes nutritivas se recomienda el consumo diario del polen por niños y adultos y la única restricción para su consumo son las alergias.


No hay comentarios:

Publicar un comentario