El dolor de cabeza



Casi todos los adultos hemos padecido alguna vez de dolor de cabeza, y hay también personas que lo padecen de manera crónica. Las causas pueden ser muy variables, pero casi siempre se trata de una advertencia sobre otros problemas de salud que principalmente pueden ser los siguientes: 1), Tensión nerviosa 2) Alteraciones en el sistema circulatorio del área de la cabeza, el cuello y los hombros y 3) como síntoma de alguna enfermedad más compleja.

Es muy importante aprender a distinguir entre la primera y la segunda causa, ya que el dolor causado por deficiencia circulatoria origina lo que conocemos como migraña, mientras que lo más común es padecer el dolor por tensión nerviosa o estrés, el cual es generalizado en cualquier parte de la cabeza o cerca del cuello y no va acompañado de pulsaciones o trastornos de la visión y el oído.

El dolor de cabeza causado por tensión nerviosa es favorecido por factores de tipo físico, fisiológico o psicológico, entre los factores físicos están los desarreglos musculares del cuello, los hombros y las mandíbulas, las malas posturas al dormir o trabajar y la exposición prolongada a factores ambientales como la luz del sol y el viento.

Entre los factores fisiológicos están las deficiencias respiratorias crónicas como el asma o la sinusitis; la deshidratación leve, el bajo nivel de azúcar en la sangre, el exceso de nicotina, de cafeína o de alcohol, además del consumo de conservadores de alimentos industrializados y el estreñimiento.

Entre los factores psicológicos, los más comunes son: la ansiedad, la falta de sueño, el trabajo excesivo y problemas emocionales.

Las recomendaciones naturistas más efectivas para contrarrestar el dolor de cabeza por tensión nerviosa son muy sencillas y muchas veces pueden ayudarnos a reducir su intensidad y su frecuencia.

Es muy importante cuidar la alimentación y para ello es importante suprimir de la dieta los alimentos industrializados como refrescos, alimentos enlatados y carnes frías ya que contienen una gran cantidad de sustancias artificiales como saborizantes y conservadores, que cuales congestionan el hígado y dificultan la digestión. Es importante agregar a la dieta frutas y verduras frescas, en forma de jugos y ensaladas.

Cuando se presenta el dolor es recomendable lavarse la cara con agua fría, o colocar una bolsa de hielo en la cabeza por unos minutos y aplicar masaje en la nuca y en el cuello, de preferencia con un aceite de aromaterapia, como azahares, lavanda o menta.
Es importante evitar el café, el tabaco y el alcohol, y mejor tomar alguna bebida o infusión de plantas medicinales como los azahares y la pasiflora y tomar agua para rehidratar el cuerpo, sobre todo en la horas más calurosas durante el día.

Desde el punto de vista psicológico, el tratamiento del dolor de cabeza debe incluir un momento de relajación, durante el cual la persona debe cerrar los ojos y respirar profundamente para tratar de tranquilizar su mente. También es esencial dormirse y levantarse todos los días a la misma hora, procurando dormir siempre de cinco a siete horas diarias.
Actualmente el dolor de cabeza también aqueja a los niños, ya que ahora ellos también están más sujetos a la alimentación industrializada, al estrés y a la falta de ejercicio, así como al consumo de refrescos en lugar del agua fresca.

Un ligero cambio en nuestra alimentación, una pausa durante el día para refrescarnos y cerrar los ojos pueden ayudar a prevenir o a disminuir el problema ¡Hagamos la prueba!

No hay comentarios:

Publicar un comentario