La sábila es una planta africana y del Medio Oriente



Al pensar en medicina tradicional mexicana generalmente pensamos en esas plantas que las mamás y las abuelas cultivan en casa y que nos han preparado en innumerables ocasiones para beber en forma de té.
Si hacemos mentalmente la lista de esas plantas medicinales recordaremos nombres como: romero, manzanilla, hierbabuena, ajo, cebolla, canela, limón y por supuesto, la “milagrosa” sábila, sólo por mencionar algunas.
Para poder revalorar el uso de nuestra ya casi olvidada medicina tradicional mexicana sería muy importante conocer el origen de muchas especies que en la actualidad la conforman.
Por ejemplo, de la pequeña lista de plantas arriba mencionadas ninguna es de origen mexicano, todas ellas llegaron a nuestro territorio después de la conquista de América y se integraron a un amplio repertorio de plantas mexicanas de utilidad terapéutica.
La sábila ocupa un lugar importante entre todas ellas por la gran cantidad de usos y propiedades que se le conocen o se le atribuyen: digestiva, hipoglucemiante (que reduce niveles de azúcar en la sangre), cicatrizante, laxante, analgésica, antiséptica y para evitar la caída del cabello; pero también tiene diversos usos cosméticos, es ornamental, sus flores son comestibles y hasta se considera de buena suerte (decorada con moños rojos).
Pues bien, todas las especies de sábila provienen tanto del centro-sur de África como de la Península Arábiga y pertenecen a un grupo de plantas integrado por cerca de 550 especies diferentes. Las especies más conocidas en México son Aloe vera (flores amarillas) y Aloe ferox (de flores rojas o naranjas).
Aloe vera es una especie que proviene del suroeste de la Península Arábiga; mientras que Aloe ferox proviene de Sudáfrica. Ambas especies son climas secos y cálidos, semejantes a los desiertos y semidesiertos que tenemos en buena parte de nuestro país.
Es posible que el uso de esta especie como planta medicinal se haya producido desde muy temprano en la historia de la humanidad, ya que la especie humana se originó en África y el uso de esta especie es históricamente conocido por las culturas de países como República de Togo, Nigeria, Sudáfrica y Zimbabwe.
Conocer algunos aspectos culturales del uso de la sábila debe ser muy importante para los que pertenecemos a la cultura del Semidesierto ya que no debemos permitirnos el error de pensar que esta planta pertenece a nuestra cultura prehispánica, como se ha llegado a presentar recientemente en algunas muestras gastronómicas del Semidesierto Queretano, donde se han servido sus flores en forma de guisado con huevo.
También es muy importante señalar que las especies de Aloe que se cultivan en México han llegado a convertirse en un problema para ciertas zonas de vegetación silvestre de nuestro país, ya que al crecer y multiplicarse en nuestras casas, las podamos y las tiramos en cualquier terreno o las mandamos a la basura. En esos sitios las plantas se arraigan nuevamente y crecen hasta desplazar a las plantas nativas, las cuales también son medicinales, son refugio y alimento para la fauna silvestre y tal vez hasta se encuentren en peligro de extinción.

Por todo esto, es importante reconocer el valor medicinal y cultural de la sábila en México, pero sin olvidar que es una planta extranjera, y que en nuestro país existen un gran número de especies nativas de gran valor medicinal y alimenticio que tienen un alto potencial de uso en la medicinal actual y futura del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario